Cuidados del conejo enano

Los conejos se mostrarán más activos al amanecer y al atardecer debido a que esas horas son las que les dan más seguridad para moverse cuando están en libertad. Los machos siempre suelen ser algo más activos que las hembras.

 

Son animales gregarios, con lo cual, les gustará tener compañía. Podemos tener un par de hembras o, incluso, una cobaya será un compañero excelente para nuestra mascota.

 

Nuestros peludos son muy sensibles a las corrientes de aire y al sol, nunca dejarlos donde estos factores les afecten de forma directa y prolongada porque podría provocar su muerte.

 

A la hora de tener feliz y saludable a nuestro amigo, tendremos que tener en cuenta un par de cosas.

 

LA JAULA

 

Hay varios tipos de jaula siendo la más adecuada la jaula con base de plástico y rejillas metálicas cubriendo la parte superior (nunca rejilla en el suelo, el suelo debe de ser liso). El  tamaño dependerá de la raza de conejo, pero en general la jaula debe ser lo suficientemente grande para que el conejo se pueda erguir sobre sus patas traseras a olfatear, y que pueda dar dos o 3 saltitos en diagonal.

 

En la jaula colocaremos un esquinero (o tupper) de pellets que será necesario mantener limpia y seca para evitar enfermedades en la piel y el aparato respiratorio. Con paciencia, al conejo se acostumbra a hacer sus necesidades en solo ese lugar de la jaula limpiando enseguida cuando haga pis fuera de ahí, con un papel de cocina y restregándolo en los pellets.

 

Es recomendable poner en la jaula de nuestro peludito una caseta donde pueda refugiarse para dormir y descansar, puesto que en libertad el lo haría en su madriguera, lo que les ofrece sensación de seguridad.

 

La jaula debe disponer de bebedero, que puede ser de tipo biberón, que es cómodo y no corre el peligro de que lo vuelquen y se moje la cama. Debe tener además un cuenco para la comida que será mejor que esté fijo a los barrotes de la jaula, o que sea de cerámica con base ancha para evitar que nuestra mascota lo vuelque jugando; y un pesebre o una bola para el heno.

 

EJERCICIO

 

Aunque le pongamos una jaula grande y espaciosa nuestro mascota necesita ejercitarse para evitar la obesidad y la atrofia de la musculatura. Los conejos son unos animalillos muy curiosos y juguetones, les gusta corretear, dar saltitos y explorar.

 

Debemos dejar salir de la jaula a nuestro conejo a diario, siempre supervisado por alguien y evitando que muerda cables y superficies de cualquier tipo tratadas con productos químicos (barnices, lacas, etc). Lo que debemos de hacer es proporcionar a nuestro amigo juguetes para que además de hacer ejercicio físico también se entretenga y satisfaga su afán de explorar y curiosear. Los juguetes pueden ser cosas que cualquiera tiene al alcance de la mano, y que se pueden obtener de un modo sencillo y económico. Aquí tienes algunos ejemplos:

 

- Cajas grandes y pequeñas de cartón Si eres un poco manitas puedes realizar un verdadero castillo a tu conejo, por donde moverse, entrar, salir, asomarse, etc. Las rampas y túneles les encantan a nuestros peludos. Con las más pequeñas el conejo podrá masticar, morder y lanzar por los aires.

- Rollos de papel de papel higiénico o de cocina que tu conejo podrá empujar o lanzar.

- Bolsas de papel donde tu conejo podrá jugar al escondite.

- Una maceta o una bandeja con serrín, pellets limpios o trocitos de cartón para escarbar.

- Trapos o toallas viejas que el conejo pueda arañar y morder, pero teniendo cuidado que no trague trozos.

- Objetos pequeños de madera no tratada para mordisquear, empujar, lanzar.

- Juguetes para gatos y loros. Pequeñas pelotas o móviles que hagan ruido para colgar de su jaula.

 

LIMPIEZA

 

La limpieza de la jaula evitará problemas de salud tanto de piel como respiratorios. Deberemos limpiar la jaula a fondo al menos una vez a la semana, y intentar tener lo más limpia posible a diario la esquina donde nuestro conejo haga sus deposiciones. Esto es imprescindible si queremos tener un animalito saludable y feliz.

 

Si por algún motivo, nuestra mascota estuviera muy sucia, deberemos bañarla utilizando un champú específico para conejos y asegurarnos de secarlo muy bien tras el baño. No bañaremos a nuestra mascota a no ser que sea muy necesario.

 

En caso de ácaros, pulgas o piojos habrá que usar un producto para desparasitar. Si tenemos otras mascotas en casa, deberemos de comprobar que el producto también vale para conejos; en caso contrario, tendremos que comprarle uno específico para nuestros peludos.

 

Para mantener limpio y esponjoso el largo pelo de nuestro teddy bear debemos peinarlo con una carda un par de veces a la semana para eliminar el pelo muerto. Esto mantendrá limpia más tiempo a nuestra mascota.

 

ALIMENTACIÓN

 

La alimentación juega un factor muy importante en la salud de nuestro conejo, al igual que la limpieza y el ejercicio. El conejo es herbívoro con lo cual necesita una dieta variada de frutas y verduras.

 

Los primeros meses de vida de nuestro conejo, lo mejor es alimentarlo a base de pienso y heno, e irle introduciendo poco a poco el alimento verde, pero a partir del 4º-6º mes el alimento verde debería ser, junto con el heno, la base de la dieta... reduciendo la cantidad de pienso.

 

Una de las primeras recomendaciones es usar pienso en pellets en lugar de mixturas para conejos, puesto que estas últimas llevan demasiados carbohidratos y poca fibra. El pienso para conejos suele venir más equilibrado, pero tampoco será suficiente con eso.

 

El conejo debe tener también a su disposición heno a diario.

 

Para completar la dieta le daremos a nuestro amigo alimento verde fresco.

 

- Verduras tenemos: diente de león, alfalfa (ocasionalmente puesto que tiene mucho calcio), hierbas aromáticas, apio, endivia, berro, pepino, judias verdes, acelga, pimiento rojo y verde, zanahoria (solo 2-3 veces por semana por su alto contenido en azúcar), brócoli (puede provocarle gases), perejil, espinaca (estos dos en grandes cantidades son tóxicos, pero muy saludables ocasionalmente en pequeñas dosis).

 

- Fruta podemos darle solo un par de veces a la semana. Manzana, pera, mandarina, fresa, cereza, nectarina, melocotón y piña (esta última muy buena para el tránsito intestinal de la bola de pelo). La fruta se le dará siempre fresca y bien lavada y/o pelada.

 

Además de todo esto, a nuestro conejo no le debe de faltar abundante agua fresca todos los días que se puede suministrar en un recipiente que no se pueda volcar o, más cómodo aún, en un bebedero de biberón.

 

Mencionar también que veremos a nuestro conejo comer algunas de sus heces. Esto es normal, no es un comportamiento que debamos corregir ni consultar con el veterinario. Los conejos expulsan varios tipos de heces, unos más secos y otros recubiertos de una capa mucosa. Serán estos últimos los que se coman nuestras mascotas y lo hacen para extraer ciertos nutrientes.